Villar amenaza con denunciar a España ante la FIFA

La guerra del fútbol que libra la Federación contra la Liga y el Consejo Superior de Deportes ha encontrado en el Almería una víctima colateral. El club andaluz, sancionado por la FIFA con la pérdida de tres puntos de la clasificación de Primera división por no haber satisfecho a tiempo los derechos de formación del danés Michael Jakobsen, recurrió dicha sanción ante el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), que a su vez pidió información a la Federación. Y ésta ha respondido con una seria amenaza que podría afectar no solo al Almería, sino a todo el fútbol español: «Nos vemos en la obligación de manifestar que en caso de que el TAD entre en el fondo del asunto,debemos informar a la FIFA».

Un aviso a navegantes que podría resolverse, si la amenaza se llevara hasta sus últimas consecuencias, con la suspensión de España para competir en los torneos internacionales, como ya ha ocurrido en el pasado con países como Nigeria, Portugal, Camerún, El Salvador, Perú, Bosnia o Grecia.

«Enemigos» declarados

El informe de la Federación, al que ha tenido acceso ABC, está firmado el 18 de marzo por el Juez Único de Competición, por delegación del presidente de la Federación, con lo cual en la práctica es directamente Ángel María Villar el que manda un nuevo torpedo a quienes ha declarado como sus principales «enemigos»: Javier Tebas, presidente de la LFP, y Miguel Cardenal, presidente del Consejo Superior de Deportes. En el escrito se argumenta que la pérdida de los tres puntos por parte del Almería ha sido impuesta directamente por la FIFA y que la Federación se limita a ejecutar la sanción, en virtud del artículo 4 de sus Estatutos, que ordena «cumplir y hacer cumplir» las decisiones de la FIFA y la UEFA.

Sin embargo, ésta es la primera vez que la Federación ejecuta directamente la resolución de la FIFA de quitar los tres puntos. De hecho, en los precedentes –como la denuncia del Shakthar al Zaragoza por Matuzalem, o la del Wisla al Elche por Frankowski– nunca se llegó a descontar puntos a los clubes implicados, pues nuestra legislación impide que una Federación Internacional, de ámbito privado, sancione directamente a un club o a un deportista, dejándole sin posibilidad de recurso ante la Justicia española. Así lo resolvió el Tribunal Supremo en el «caso Heras». Al Elche y al Almería no solo no le quitó los puntos, sino que retrasó la decisión hasta que falló el Tribunal Internacional de Arbitraje Deportivo (TAS), o incluso los tribunales de justicia suizos. Ahora, sin embargo, ha actuado cuando ni siquiera es firme la resolución de la FIFA.

Precisamente para evitar que casos como el de Matuzalem o el de Frankowski quedaran impunes, la Federación introdujo en 2011 un artículo en su Código Disciplinario que se sanciona con la pérdida de tres puntos el incumplimiento de las resoluciones de la FIFA y la UEFA. Pero la Federación no ha seguido en el caso del Almería este conducto, pues tendría que haberse reunido el Comité de Competición, se le tendría que haber abierto un expediente al club y haberle dado un periodo de alegaciones, cosa que no ha ocurrido. Además, los acuerdos que se «adoptasen estarían sometidos a la revisión del Comité Español de Disciplina Deportiva (ahora denominado Tribunal Administrativo del Deporte) y de la jurisdicción contencioso-administrativa», como recordaba la Federación en el informe que emitió cuando modificó su Código Disciplinario en 2011.

Una vía novedosa

Así que Villar no ha hecho ni una cosa ni la contraria. Ni ha pedido a la FIFA que se «perdonara» al Almería, como si ocurrió con el Elche y el Zaragoza, ni ha aplicado su propio Código Disciplinario, porque en ese caso la llave la tendría el TAD, que depende del Consejo Superior de Deportes. Y si el TAD, como es previsible, resuelve a favor del Almería y en contra de la Federación, Villar tendrá un nuevo motivo para denunciar ante la FIFA las supuestas «injerencias» gubernamentales.

La Federación recuerda al Gobierno que informará a la FIFA en caso de que el Tribunal Administrativo del Deporte español resuelva a favor del Almería, «ya que afecta a una decisión de ese organismo internacional, a todo el fútbol español y porque la propia FIFA nos ha solicitado que la mantengamos debidamente actualizada sobre el particular».

Mientras tanto, el Almería asiste perplejo a una situación desconcertante: mientras en la clasificación de la Federación ya se le han restado los tres puntos, lo que le deja en puestos de descenso con 22, en la tabla de la LFP los andaluces mantienen los 25 puntos logrados en el campo y están en zona de salvación. El presidente del Almería, Alfonso García, lo tiene claro: «Nosotros tenemos 25 puntos, y si al final nos quitan los tres puntos, se estaría adulterando la competición». Y en caso de que no se los resten, otros clubes de la zona baja de la clasificación, como el Deportivo, el Levante, el Granada o el Córdoba, se sentirían perjudicados. En definitiva, un nuevo callejón sin salida para el fútbol español.

Opinión del Redactor del Blog (Juanma)

Villar ya no sabe lo que hacer por mantener su sitio, el viajales, vasco y rojo, ex-jugador del Athletic de Bilbao, amenazando al Estado, cuidadito con lo que dices Villar te estás metiendo en un coto general como son las organizaciones del Estado, en lo jurídico, no tienes poder como para ir a un juzgado a influir sobre un caso y más aún cuando es independiente de cualquier asociación o federación deportiva u de otra cosa, y además, el presidente de cualquier otra federación no amenazaría con eso dejaría actuar a los poderes del Estado, pero como estás inmerso en una batalla que perderá seguramente. Y si cumpliera esa amenaza ya se encargarían los aficionados o cualquier otro de asegurarse de que España estuviera en las competiciones internacionales.

En definitiva, Villar va para político de PNV o Bildu con tal de asegurarse la fragmentación del Federación con el Estado y mantenerse en el puesto como en Cataluña, Artur Mas y Oriol Junqueras.

A ver si se entera de una vez, Villar que dentro de la política o poderes del Estado no es nadie que pueda influir a un juez, salvo que lo soborne, lo cual ya se puede ir yendo de España porque acabaría en el trullo muriéndose del asco, puto vasco y rojo cabrón.

Anuncios

Acerca de juanmacolegioesclavas

soy del Real Madrid y me gustaría que ganara la décima copa de Europa
Esta entrada fue publicada en Deportes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s